Rosa y Vicente abrazan a sus hermanas 50 años después