Antonio Carmona: "Siempre me he sentido un tío bueno, pero bueno de buena persona"