Rafael Amargo: "Yo era el que peor bailaba pero era el más gracioso"