Una dura prueba para conseguir a Baute