La espeluznante conversación de uno de los terroristas: “Cada gramo de este hierro se va a clavar en vuestras cabezas”