Virginia, destrozada en el entierro de su hija