Eva y Sóller, ¡a punto de besarse!