Eva no puede perdonar a Sóller