La ficción supera a la realidad en 'Hospital Central'