Vilches, indignado por la parte privada del hospital