Gorka: “No sentí nada, era como si me diera igual”