Christian, la lengua más rápida de la 'tele'