Adrián Martín, que padece hidrocefália, publica su primer disco a los 11 años