Alonso salva los muebles tras una espectacular remontada