Amy, ingresada por un dolor de implantes