Arzak, premiado con el Lola Torres, lamenta que el marisco haya eclipsado la cocina popular gallega