La búsqueda de desaparecidos tras el atentado de Niza salta a las redes sociales