El Athletic y Bielsa cogen oxígeno en Anoeta