El Athletic sale vapuleado de Bremen