El Atlético pone rumbo a Milán