Bahrein aun confía en tener su Gran Premio de Fórmula Uno en 2011