Los compradores le dan plantón a la bailarina de Degas