El Barça se lleva el Clásico