El Barça pasa el trámite y ya está en su primera final del año