El Barcelona, en semifinales de la Liga de Campeones por cuarto año consecutivo