El barrio sevillano de Oliva movilizado para borrar grafitis de sus fachadas