El Betis consiguió ahogar a Osasuna, metiéndolo en su área