Button domina de principio a fin en Estambul