Catherine Zeta-Jones ingresa en un centro psiquiátrico por un trastorno bipolar