Cerca de un millón de personas recibieron 2011 en la neoyorquina Times Square