Christiane F., la niña de la estación Zoo, retrata su "segunda vida" de lucha contra las drogas