Cibeles, con La Roja