Complicada corrida de San Román, más aún para una terna sin recursos