Empate de pitidos y cánticos al himno en la final de la Copa del Rey