Corpus Christi, recreo para los sentidos