Dani Alves asegura que su prioridad es el Barça, pero que no se puede cerrar puertas