David Villa, con los mineros de Asturias