Defensores de los animales se disfrazan de Ku Klux Klan contra un concurso canino