El Deportivo será juzgado por un Athletic que busca sellar Europa