Descubren una nueva diana que contrarresta las mutaciones que originan el síndrome de WHIM