Ecclestone hace publicidad de reloj suizo con su ojo morado de una paliza