España-Honduras: sólo vale ganar