Europa trabaja por ayudar a los bancos españoles