Iglesias y su equipo llegan al pabellón