Diario de una caravana: Día 5, Palma de Mallorca: Iglesias centra su discurso en la corrupción