Expertos aseguran que el control de la glucemia sigue siendo un reto