La Familia Real celebra el gol