Ferrari cree que la calificación es ahora decisiva para el título de Formula Uno