Finalizar segundo no es suficiente para Luis Aragonés