Francia pone fin a su peor Mundial